Blogia
CasadoMania

Hablando en serie

Hablando en serie

Ya he comentado alguna vez que llevo una temporada viendo los capítulos de House bajándomelos de Internet, para luego poder verlos sin cortes y cuando quiera.

Ayer, mientras navegaba por la web de la que me descargo los capítulos de mi doctor favorito, me dio por mirar otras series que hay disponibles y recordé algunas, viejísimas, que me llevaron una sonrisa a la cara al recodarlas.

Sí. Recordé que antes había una serie llamada Remington Steele (foto), protagonizada por un Pierce Brosnan con un pelo ridículo y en la que interpretaba a un detective privado, mucho más casero que su posterior Bond, James Bond, pero que ya apuntaba maneras, siempre acompañado de su inseparable Laura. Una gran serie.

También recordé, oh cielos, esa serie llamada Luz de Luna, en la que Bruce Willis (uno de mis actores favoritos) mantenía una constante tensión sexual con Cybill Shepherd (Dios, cómo ha envejecido) que nunca llegaba a cuajar en medio de su trabajo en una agencia de detectives en la que compartían empleo con MacGillicudy (apellido imposible de olvidar).

Por ahí andaban los capítulos de Aquellos maravillosos años, con un Kevin Arnold setentero (¿o era sesentero?) cuyas desventuras nos emocionaban; las cosas que pasaban en el muy bostoniano bar de Cheers; la familia afroamericana de Cosas de casa, germen del ya inmortal Steve Urkel; las peripecias de aquel médico judío neoyorquino que hacía las veces de Doctor en Alaska; el superhéroe ricitos de oro llamado El Gran Héroe Americano; las fantasmadas del Equipo A ("me encanta que los planes salgan bien"); los surrealistas casos de Juzgado de guardia, con el inolvidable fiscal Dan Fielding y el guardia jurado Bull; el descacharrante Balki Bartokomus y su Primo lejano 'Lari'; el tecleo de la máquina de escribir de Angela Lansbury en Se ha escrito un crimen (cualquiera invitaba a la señora a una fiesta: Cada vez que iba a una, mataban a alguien); los repugnantes extraterrestres comedores de roedores de V... en fin, leyendas.

Además, también encontré joyas de la animación como la reconfortante violencia de Los Caballeros del Zodiaco (mi serie de dibujos favorita de lejos, genial, soberbia, espectacular) o el fútbol irreal de Campeones, con esos terrenos de juego tan largos que tenían horizonte y esos balones que se sostenían varios minutos girando sobre sí mismos en la red tras un chut de Oliver Haton (que ficha por el Barça en la enésima temporada de la serie... es que ni en dibujos ficha el Atleti a los buenos).

También merece una mención el producto nacional, con series como Periodistas, esa redacción en la que se pasaban varios días con un tema (ja), escribiendo en Word (jaja) y en la que incluso se infiltraban en peligrosas bandas de narcos mexicanos (jajajaja); Compañeros, donde narraban con detalle las primeras borracheras, los primeros polvos, los primeros colocones y los primeros hechos delictivos de unos jóvenes; Farmacia de guardia, casticismo en estado puro... en fin, un montón.

Los chavales de ahora recordarán dentro de lustros House, Anatomía de Grey, Prison Break, Mujeres DesesperadasSexo en Nueva York, y dirán que esas series son mejores que las de mi época. Puede que estén mejor hechas, sí, pero nunca significarán tantas cosas.

Sonaba de fondo: Stop crying your heart out, de Oasis. Vídeo.

PD: No quería dejar de hacer referencia a la que probablemente sea la mejor serie internacional de todos los tiempos: Friends. Es tan buena que la siguen emitiendo, y supongo que podrían hacerlo durante décadas.  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Cris -

Y que hay de "Los problemas crecen" con Mike (Kirk Cameron) metido ahora en lios religiosos y con tropecientos hijos y por cierto por si alguien no lo sabe hermano de la niña de Padres Forzosos.
Pierce Brosnan no tiene nada ridiculo por lo menos a simple vista. Y que decir de Luz de Luna, mi favorita, flechazo hacia Bruce Willis que todavia sigue, por algo he visto La Jungla de Cristal más de 20 veces.

Quique -

Has olvidado El Coche Fantástico del macarra Michael Knight, y otra de David Hasselhoff como los Vigilantes de la Playa con su hijo Joby o como coño se llamase e incluso esa del Trueno Azul del super helicóptero o el Halcón Callejero de la supermoto. Pero sobre todo has olvidado una con la que todos crecimos y con la que nos flipabamos intentando hacer una bomba de un simple chicle como hacía el gran "Mc GIVER" Que grande era ese hombre! Aun recuerdo la musiquilla de esa serie...: chananachananana nanana chanana nananana...

Merce -

Regmington Steel, Luz de luna, que buenas....que recuerdos.

La mejor serie de todos los tiempos, Doctor en Alaska, los domingos me quedaba yo hasta las tantas creo que no me perdí ni uno.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Edu II -

muy bien, los recuerdo casi todos pero permíteme que añada al Makinavaja (Dios) y otra serie que yo solia ver... Padres forzosos creo que se llamaba. 3 amigos que cuidan de las hijas de uno de ellos, con una de las gemelas Olsen en pañales (alternaban a las niñas) y más cosa por el estilo.
Tiooooooooooo se te ha olvidado el príncipe de Bell air!!

achopijo -

Te has dejado Parker Lewis, la mejor serie de la historia de la televisión.

Pero si, buena rememoración...

La conversación que hemos tenido hoy podría interpretarse de cualquier forma menos de la que era... si lo piensas...

jejeje

saludos...

lister -

interesantísima la mencion que haces a periodistas... creo que me lijaría a toda la redaccion..menos a belen rueda.. me pasa lo mismo que en el periódico.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres